La Santa Compaña – Leyendas Urbanas

La Santa Compaña

santa_compana

Probablemente la leyenda urbana más conocida y escalofriante de cuantas hay en la tradición oral en España. La Santa Compaña es una procesión de muertos que vagan por la noche reclamando el alma de los vivos…

Álvaro llevaba años sin poner los pies en el pueblecito de Galicia donde creció; pero, la grave enfermedad que sufría su padre, le obligó a desplazarse a la zona rural donde se crió para darle un último adiós. Por desgracia su padre tenía las horas contadas.

Angustiado por el ambiente familiar que había en la que antes fue su casa, decidió salir a pasear para despejarse un poco. No le importó que ya hubieran pasado las 2 de la madrugada, tenía que separarse de sus hermanos, unos insensibles que como parásitos ,y con su padre aún con vida, se repartían la herencia como hienas despedazan la carroña.

Distraído y con la mente en otro lado, caminaba por los abandonados caminos que llevaban a la ermita del pueblo, una pequeña iglesia que se cerró varios años atrás por el grave deterioro que había sufrido su tejado en una lluvia de granizo. La ermita antes era la última escala en la procesión del pueblo, que finalizaba llevando la imagen de un Cristo desde la Iglesia que había cerca de la plaza hasta allí. Pero cada vez eran menos los habitantes de la comarca y el pueblo parecía una fantasmagórica visión de lo que Álvaro recordaba de su niñez, por lo que la ermita nunca fue restaurada.

Cuando se encontraba a escasos metros del tramo final, escuchó una especie de cánticos, su curiosidad le llevó a acercarse aún más, pero algo en su interior le decía que debía esconderse. Un frío indescriptible parecía metérsele en los huesos y comenzó a sentir un fuerte olor a cera quemada.

Instintivamente decidió ocultarse tras unos arbustos para contemplar aterrado lo que parecía una romería fantasmal precedida por un hombre que con la cara demacrada portaba una cruz en la mano; los demás integrantes eran aún mucho más aterradores, pues claramente podía verse que ya estaban muertos y sus rostros eran poco más que unas calaveras que movían sus escalofriantes mandíbulas mientras entonaban un rosario. Todos los muertos portaban una vela en su mano y su lento paso parecía dirigirles directamente a la casa del padre de Álvaro.

Álvaro, tan asustado como intrigado, decidió seguir a distancia a la cadavérica procesión, que cada vez se acercaba más a la que fue su casa, el lugar donde sufría la agonía de una lenta enfermedad su padre. Hasta que sorprendentemente su padre apareció caminando y, sin mediar palabra, uno de los esqueletos envuelto en una túnica se le acercó y le ofreció una de las velas. Su padre, como hipnotizado, alargó la mano y la recogió, y tal y como había aparecido se esfumó en ese instante. El resto de integrantes de esa Santa Compaña también parecieron evaporarse en una extraña niebla. Todos menos el portador de la cruz, el primer integrante de la procesión de muertos que quedó tendido en el suelo durante unos segundos. Pasado ese tiempo se levantó, y con la cara totalmente descompuesta por el cansancio y como si su misma vida fuera gradualmente absorvida por la compañía de los muertos, como un sonámbulo comenzó a caminar en dirección al pueblo.

Álvaro estaba tan petrificado por el miedo que no podía moverse, sólo el grito desgarrador de una de sus hermanas le despertó del shock en el que se encontraba. Casi sin darse cuenta había caminado siguiendo a la Santa Compaña hasta escasos metros de la casa de su padre, y el grito confirmó sus más temidas sospechas: la procesión de muertos había venido a reclamar el alma de su padre.

Corrió tan rápido como pudo hasta la habitación donde yacía su padre ya sin vida, prácticamente toda la familia se encontraba con él en el momento que su alma abandonó su cuerpo, Álvaro entendió en ese momento que la imagen que vio de su padre no era más que su alma uniéndose a una Santa Compaña con la que vagaría eternamente reclamando el alma de otros moribundos.

NOTA: La Santa Compaña es una de las leyendas urbanas más conocidas y escalofriantes de la tradición oral española. Aunque normalmente todas las personas que dicen haber visto esta procesión de muertos se ubican en Galicia, también hay casos de avistamientos en Asturias y otras regiones del norte de España, donde también se la conoce como Güestia.

Básicamente se trataría de una procesión de muertos “liderada” por un vivo que porta una cruz, este portador camina como si estuviera sonámbulo y no recuerda nada al día siguiente, aunque su vida se va consumiendo poco a poco por la compañía de los muertos. Sólo si encuentra a otro vivo capaz de ver a la Santa Compaña, y le entrega su cruz, se liberará de la maldición que noche tras noche le obliga a liderar la comitiva de difuntos. Por otra parte los muertos llevan en su mano una vela o cirio cada uno, cuando encuentran a una persona que fallecerá dentro de poco le entregan su vela, si la persona la acepta morirá en un corto plazo de tiempo.

Si os interesa el tema y queréis saber como os podéis librar de la Santa Compaña os aconsejo que leáis el siguiente artículo de escalofrio.com o veáis este documental en Pasarmiedo.com.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

59 comments

  • Muy Buena me gustan las leyendas pero sigan subiendo mas justo aca en Perú tenemos una leyenda sobre una casa a la que se le llama la MATUSITA la pueden encontrar en internet

  • Yo soy de Galicia y aqui se cuenta que la Santa Compaña va encabezada por una chica vestida completamente de blanco y detras de ella van los muertos vestidos de negro cada uno con una vela. Y dicen que si la oyes o la ves tienes que alejarte lo más rápido posible ya que si te alcanzan te llevan con ellos.

      • Y tan en serio. Soy también de Galicia y luego si te alcanzan te obligan a ver todas las películas de Uwe Boll y Fernando Merinero mezcladas entre sí. Hasta que mueres. Lo sé porque el primo de un vecino del hermano de un amigo de uno que vi hace poco por la calle murió así según él mismo le contó. Escalofriante, gensanta.

  • buena historia soy muy fanatico de la santa compaña
    face: p toda la via luis brayan

  • En algunas partes de colombia existe una historia similar a la de la santa compa~a, cuenta un primo mio que sirvio en el ejercito, que una vez patrullando en un lejano pueblo, de repente a lo lejos vieron una procecion de personas con un ataud a la mitad de la noche, todo comenzo a temblar, y uno de los companeros reconocio lo que era llevaba un crucifijo y una biblia e hizo que todos se tiraran al lado del camino formando una cruz con su cuerpo y rezando mientras la procecion pasaba en mitad de ellos, cuenta que la tierra temblaba y el ruido era ensordecedor, dicen los que conocian de la historia, que ya venian del pueblo de recoger un alma, pero que si te los cruzas y no haces nada, no llevas alguna proteccion, tambien te llevan a ti

  • O: casii no da miiedo o.O jajaja xD…
    😀

  • no la lei pero les recomiendo la de ”amigo imaginaria”

  • no la e acabado de leer y ya me esta aburriendo

  • MMM… SI ESTA CHIDA… POR MI CASA PASN POR LAS NOCHES ALGUNOS TE PINTAN HUEVOS MIENTRAS PASAN…

  • MMMMM….. ESTA Super chida estabamos a oscuras k fea jeje

  • pues aquí en mi país se les llama “Animas” ya que vagan recorriendo los paramos de los pueblos y las ciudades poco pobladas y son idénticos a la descripción!. Es extraño como se cruzan las historias, pasamos de un relato del continente Europeo a una anecdota similar de Centro America que ah pasado de generacion en generaion desde tatartataraabuelos a sus descendientes y asi susecivamente.

  • que episida porfavor

  • me gusta todas las leyendas en especial la de la mano
    peluda

  • shooting-star-dragon

    hermoosa historia i escalofriante

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies