El Silbón – Leyendas Urbanas

El Silbón

En los llanos de Colombia y principalmente de Venezuela, existe la leyenda de un espectro maldito que, tras matar a su padre, deambula por la llanura desde tiempos muy antiguos. Su espantoso silbido es sinónimo de muerte y desgracia, por eso le llaman “El Silbón”.

 Muchos son los habitantes de los llanos que cuentan haberlo visto sobre todo en verano, época en que la sabana venezolana arde bajo el rigor de la sequía y El Silbón se sienta en los troncos de los árboles y recoge polvo en sus manos. Pero es principalmente en los tiempos de humedad y lluvia cuando el espectro vaga hambriento de muerte y ávido por castigar a borrachos y mujeriegos y a una que otra víctima inocente. Y es que cuentan que a los borrachos les succiona el ombligo para beberse el aguardiente que ellos ingirieron cuando se los encuentra solos por el llano, y que a los mujeriegos los despedaza y les quita los huesos y los mete al saco donde guarda los restos de su padre.

Algunas versiones dicen que es como un alargado gigante de unos seis metros, que camina moviéndose entre las copas de los árboles mientras emite su escalofriante silbido y hace crujir, dentro de su viejo y harapiento saco, los pálidos huesos de su infortunado padre; o, según afirman algunos, de sus múltiples víctimas. Otras versiones dicen que, sobre todo a los borrachos, se les presenta como la sombra de un hombre alto, flaco y con sombrero.

Existe la creencia de que sus silbidos se suceden unos a otros en ciclos de do, re, mi, fa, sol, la, sí y que se escuchan cercanos cuando no hay peligro y lejanos cuando sí lo hay pues cuanto más lejanos suenan más cerca está. Unos piensan que escuchar su silbido es un presagio de la propia muerte, que puede oírsele en cualquier sitio y hora y que si lo oyes lejos entonces no te queda más salvación que el ladrido de un perro; o, para otros más optimistas, también el ají (un fruto rojo y muy picante que se emplea como condimento) y el látigo.

Cuentan que, en ciertas noches, El Silbón puede aparecerse cerca de una casa, dejando en el suelo el saco y poniéndose a contar los huesos uno a uno. Si una o más personas lo escuchan, no pasará nada; si nadie lo escucha, al amanecer un miembro de la familia nunca despertará.

En los llanos orientales de Colombia, donde le llaman “El Silbador”,  creen que es el alma errante de un mujeriego parrandero que murió en soledad, la gente afirma que él busca la compañía de alguien que a esas horas de la noche ose cabalgar. Pero aquella versión amable es una excepción pues, también en Colombia, otros dicen que El Silbador persigue a las embarazadas, que su silbido penetra los oídos e infunde frío y que, si alguien lo escucha en tono agudo, pronostica la muerte de una mujer, mientras que si suena grave pronostica la de un hombre. En cualquier caso, esa mujer u hombres es generalmente alguien conocido por parte de quien ha escuchado el silbido.

Orígenes

La leyenda de El Silbón nació a mediados del siglo XIX en las llanuras de Guanarito, un municipio del estado La Portuguesa, dentro de Venezuela. Después la leyenda migró a los llanos de Cojedes y Barinas y hoy en día inclusive se la encuentra en ciertas zonas de la llanura colombiana.

Versión 1:

Cuentan que cierto joven descubrió que algo extraño estaba pasando entre su esposa y su padre. Unos dicen que el padre la había golpeado, pero generalmente se cuenta que la violó y que, cuando su hijo lo encontró cometiendo el crimen, únicamente se justificó diciendo: “lo hice porque es una regalada (mujer fácil)”. Entonces la cólera del joven se desató y ambos comenzaron un combate cuerpo a cuerpo, golpeándolo en medio de la lucha con un palo y asfixiando a su padre con éste (que yacía en el suelo tras el golpe), apretándolo con ferocidad hasta que dejó de respirar…

El abuelo, que había escuchado toda la pelea, pues se encontraba cerca, fue corriendo a ver qué pasaba y se encontró con el atroz parricidio. Conmocionado, juró que castigaría al joven, quien siendo de su propia carne y sangre, osó dar muerte a quien le transmitió la vida…

Así, poco tiempo después se encargó de que el homicida fuese atado, dándole entonces una lluvia de latigazos. “Eso no se le hace a su padre…¡Maldito eres pa´ toa´ la vida”, le dijo antes de frotarle ají en las heridas y echarle al perro Tureco para que lo persiguiera. Según la leyenda, el espíritu del perro le perseguirá hasta el fin de los tiempos…

Versión  2:

El Silbón era un joven caprichoso y consentido, acostumbrado desde niño a ser complacido en casi todo. Un día, al Silbón se le antojó comer asadura de venado (hecha con el hígado, el corazón y el pulmón del animal); su padre inmediatamente salió de cacería a buscarle un venado…

Pero he aquí que el padre tuvo una mala jornada de cacería y, tras regresar con las manos vacías, se encontró con la cólera de su hijo, el cual se descontroló y terminó matándolo y sacándole las partes necesarias para hacer la asadura.

Después le entregó las partes a la madre, quien no sabía nada del asesinato; ésta acabó por darse cuenta de que las partes para la asadura no se ablandaban como de costumbre, sospechó de su hijo y avisó al abuelo.

Tras descubrir el crimen, el joven fue maldecido por su abuelo y su hermano (según algunos, también por la madre), quienes lo ataron, le pelaron la espalda a latigazos, le frotaron ají en las heridas, lo echaron con violencia de la casa y le soltaron al perro Tureco para que lo persiga.

Variante de la versión 2:

 Dicen que El Silbón era un muchacho mimado, un joven que había crecido con tales excesos de libertad que, en su adolescencia, se fue de casa simplemente porque le apetecía “ver mundo” y hacer “lo que le diera la gana”.

Fuera de casa, El Silbón llevó una vida libertina en la que las fiestas, los excesos de alcohol y el sexo desenfrenado y promiscuo estaban a la orden del día. Como era violento, cuentan que mató a varias personas y que por ello estuvo muchas veces en prisión (no se sabe cómo salía tan rápido). Pero finalmente El Silbón se cansó de todos los golpes y maltratos que le costaban los excesos de su vida pendenciera y libertina, por lo cual un buen día volvió al rancho de sus padres y allí, pese a todas sus atroces proezas, fue recibido con alegría y afecto.

Ya pasados algunos días, El Silbón invitó a su padre de cacería; y, cuando estaban algo adentrados en el bosque después de que el muchacho guiara al padre por un buen rato, encontraron un árbol delgado y torcido que les obstaculizaba el paso. Surgió entonces el siguiente diálogo entre el hijo y su padre:

Papá, ¿por qué no enderezas ese palo?  Está atravesando el camino. ¿Por qué no lo enderezas?”

¡Ay, hijo!, ese ya no se puede enderezar, debía hacerse cuando estaba tierno, cuando estaba chiquito, ya está muy formado y crecido, ya no se puede.

¡Ah! Si usted sabía que las cosas torcidas se enderezan cuando están pequeñas: ¡¿por qué entonces no me enderezó cuando podía, cuando estaba a tiempo?! Usted me dejó crecer malo, torcido y caprichoso… No sabe cuánto he sufrido por eso. He tenido que matar tanta gente y sufrir tantos golpes para estar vivo ahora…

Llegado el momento, el hijo le confesó al padre que pensaba matarlo, que tenía que vengarse por todo lo que había sufrido por culpa de él. Así y sin darle tiempo de huir, lo agarró del cuello, lo apuñaló y le sacó las partes (hígado, corazón y pulmón) con que se hace el asado. Después dejó el cuerpo tirado y fue a casa con las partes de su padre para que la madre hiciera un asado…

No obstante la madre se dio cuenta del crimen, entró en ira, lo maldijo y, junto al hermano y el abuelo, lo ataron, le arrancaron la piel de la espalda a latigazos, le frotaron ají, lo exiliaron para siempre de casa y mandaron al perro Tureco para que lo persiga, lanzándole la maldición de que sería errante y no tendría descanso pues oiría los ladridos del perro cada vez que se detuviera a descansar…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

131 comments

  • ¡Y A TI QUE TE IMPORTA!

    yo no soy de ninguna parte xD

  • por eso syempre yebo a my perra al yano con migo

  • BUENA HISTORIA, ACÁ EN COLOMBIA TAMBIÉN SE HABLA DE EL SILBON……

  • Soy de Perú, y en la parte Norte de nuestra Selva (Amazonas) hay una leyenda muy parecida a esta, solo que allí le llaman “El Tunche”, la historia es la misma, este silva mostrando su presencia, si el silbido es fino esta lejos, si el silbido es grueso esta cerca, si lo escuchas cerca, estés donde estés solo tienes que dejar lo que estabas haciendo y no mirar, taparte los ojos y quedarte sin mirar hasta que este silbido desaparezca, si osas levantar la mirada, este te llevará o terminarás con una muerte por asfixia, convulsión y demás. Dice que a los borrachos los pierde en el monte, este se “disfraza” de una mujer bella y los va jalando hasta meterlo muy dentro del monte(Selva Virgen) hasta perderlos y luego quien sabe que pasará…

  • En el norte argentino, mas bien en la zona mesopotamica, hay una leyenda muy parecida conocida como el Yasi Yateré o algo asi.
    También se anuncia con un silvido bastante espeluznante y solo lo oyen aquellos que conozcan mucho a su proxima victima. Es bastante interesante jajaja

  • mierdaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ando cagaoooooooooooo hijos de puta

  • Hola a todos soy de Venezuela y esta leyenda es sumamente real yo he visto a este espiritu pero casi nadie me cree!

  • victor javier alvarado

    soy venezolano y quien sea de mi pais de cualquier estado sabe que el silbon existe es ridiculo decir que no se es del campo para conocer la historia si ella es parte de nuestro folklore todos los venezolanos centrales,occidentales,orientales,llaneros,andinos,goajiros todos conocen la historia tambien tenemos la llorona,la sayona el hachador perdido esos son nuestros espantos

  • victor javier alvarado

    es que el silbon es tan venezolano como la arepa, la cachapa con queso e mano, el sabroso pabellon, la gaita zuliana y el joropo llanero que viva mi venezula el pais mas bello del mundo

  • soy de yaracuy(tierra de mitos y leyendas) venezuela .hay muchas historias aqui pero como no se habla mucho de eso.cuando espantan a las personas uno lo deja pasar.la historias son estas:

    maria lionza es una mujer indigena que vive en una montaña llamada montaña de sorte ella es buena ella trata de conseder los deseos buenos de las personas.

    la curva de la galletera es alli espantan a horas de la noche,cuando uno pasa en carro los fantasmas se montan atras del carro y espantan a las personas haciendolas chocar.

    el terminal. es un terminal de pasajeros ,cuando las personas llegan en horas de la noche alla ,se dice que un taxi que la gente se monta y las lleva a donde se le dice pero cuando ,se llega no deja que se vajen y ase un chichido muy fuerte y como no se le ve la cara, no se sabe por que pero el lleva asus victimas justamente en el lugar donde las subio y deja que se bajen.

    una casa embrujada, se dice que en el municipio cocorote hay una casa donde pranticaban brujeria se dice que llegan brujas en su escoba a esa casa con gatos negros y gritando una risa malefica que nadie le gusta escuchar.

    uno cochinitos que hacen que las personas choquen en la curva (no se como se llama).

    la enfermera. en el hospita de yaracuy hay una enfermera que sube y baja las escaleras y que ayuda a los buenas personas con sus enfermedades pero a los malos los espanta gritando.

    por los llanos de yaracuy aparecen monjas,niños,mujeres gritando vestidas de blanco,perros ladrando sin saber de donde vienen,hombres altos de ropa vieja con sombreros negros que no dejan ver sus caras etc.

    por donde yo vivo era antes puro monte(llano) asi que en las noches suenan caballos galopando con carruajes.

    en esta tierra hay demasiados espiritus chocarreros yo he vivido experiencias por que me ehido conmi papa a hacer trabajos o de fiesta a lugares que aparecen esas cosas.

    una vez como estabamos en una fiesta,era en llano pero era mas o menos montaña y como estabamos con sus amigos de por hay mismo ellos dijeron metan separa la casa ya empezo a sonar un espanto de por aqui ,asi que nos metimos y sonaban gritos y mas gritos ellos dijeron de que si se sale cuando esta gritando se los lleva y no se sabe en donde quedan.

    gracias por leer es aterrador esas historia para mi.

    todas son ciertas y hay mas son las que se hablan aqui y son muchas para mi corta vida (13) adios

  • soy de tarija bolivia y en mi pais principalmente en la region chaqueña se lo conoce como silvaco, este misterioso ser persigue a las personas ebrias en las noches, tambien se lo escucha cuando esta cercano el fallecimiento de una persona, cuentan que no se debe imitar el sonido de este ser ya que el mismo procede a perseguir a las personas emitiendo silvidos muy fuertes hasta que las mismas llegan a su domicilio…

  • hoy ablando con mi mama me di cuenta y me pregunte cual es la historia del silbon pero al leer esto me sorprendio pero mas realista me parecio la vercion dos .

  • Me gusto mucho esta pagina, aparecen todas las versiones del silbon, a diferencias de las demas esta no tiene solo una, deberian hacer esto mismo pero con la llorona!!

  • o con bloody mary

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies